CALIDAD DE LA AGENCIA DE SERVICIOS SOCIALES Y DEPENDENCIA DE ANDALUCIA

LLEGA LA CARTERA DE SERVICIOS Y EL COMPROMISO DE CALIDAD DE LA AGENCIA DE SERVICIOS SOCIALES Y DEPENDENCIA DE ANDALUCIA.

Como declaración de intenciones y con la sana esperanza que me alumbra para que no quede sólo en eso, ayer 29 de marzo la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia de Andalucía publicó en BOJA su Carta de Servicios.

Creo que es de interés para todos, no sólo para las personas con discapacidad, que como bien sabemos, por tener discapacidad no son necesariamente personas dependientes.

Además de enumerar los servicios y prestaciones que a estas alturas casi todos conocemos y en los que por este motivo no me voy a detener, proclama compromisos con los que poner en valor el principio de buena administración establecido en el Estatuto de Autonomía.

Por esto, voy a exponer algunos compromisos de calidad que atañen a las personas en situación de dependencia sin entrar en otros colectivos, desde luego no menos importantes, como las personas con drogodependencias y otras adicciones o menores, con el único propósito de no extenderme en exceso aunque se incorpora un enlace (BOJA, núm. 62) para examinar el documento en su conjunto.

Se COMPROMETEN a:

LOGRAR que al menos el 85% de las solicitudes iniciales presentadas sean resueltas.

DAR RESPUESTA a las NECESIDADES Y ESPECTATIVAS de las personas en situación de dependencia con el recurso (servicio residencia, Estancia Diurna etc…) o prestación económica asignada.

  •  LOGRAR que el 75% de las personas con dependencia severa tengan resuelto el recurso o prestación económica adecuados.
  •  INCREMENTAR anualmente al menos, en 20 el número de centros con reconocimiento de calidad.
  •  VERIFICAR la correcta utilización de los fondos públicos destinados a dependencia, supervisando con especial atención el 8% del total de prestaciones para el cuidado en el entorno familiar y el 10% del servicio de ayuda a domicilio adjudicados.
  •  EVALUAR la calidad de atención para usuarios beneficiarios del Servicio de ayuda a domicilio, prestación económica para cuidados en el entorno familiar y Servicio de Teleasistencia.
  • INSTALAR los dispositivos para la prestación del servicio de teleasistencia antes de 30 dias desde sus solicitud y atender el 90% de las llamadas antes de 15 segundos.

Todo está amparado por el paraguas de valores como: Servicio público, participación, transparencia, eficacia, eficiencia, profesionalidad, innovación e igualdad de oportunidades…

Lo llamativo es que hablamos de un derecho de ciudadanía- porque no olvidemos que la Ley de Dependencia consagra la atención a las personas en situación de dependencia como un derecho igual que el derecho a la sanidad pública- al que se ha prestado poca atención o mejor dicho que queriendo atenderlo lo mejor posible como si se tratara de una niña mimada, no hubiera sido posible confeccionarle el guardarropa ideal o procurarle la casa adecuada que pensaron para ella con la mejor de las intenciones…. Por ¿falta de dinero?.

Pues probablemente si. No basta con diseñar lo mejor cuando es casi inviable sacar adelante una Ley sin prever la avalancha de potenciales usuarios del Sistema Nacional de Atención a la Dependencia.

De otro modo no se explica que sea necesario adquirir por escrito compromisos por una Administración Pública a la que la vocación de servicio público, eficacia y eficiencia se le presume, como el valor a los soldados…

Pues parece que aún no se han resuelto las solicitudes iniciales, hablamos de solicitudes presentadas desde mediados del año 2007.

Hablamos de verificar la correcta utilización de fondos públicos especialmente en el dinero conocido como “la paguita”.

Técnicamente se denomina prestación económica para cuidados en el entorno familiar, a la que desgraciadamente aspiran muchos, no las personas dependientes, sino algunos familiares más cercanos que a veces procuran seguir percibiendo este dinero una vez fallecido el titular del derecho (la persona dependiente) y que en algunos casos llegan a sacar de centros residenciales a sus familiares dependientes para “malatenderlos” en sus casas con tal de recibir “la paguita”.

Pues si. Que evalúen por favor cómo se atiende a muchas personas dependientes en sus casas, pero ya digo, antes y después de conceder esta prestación, aunque esto no debería hacer falta decirlo por escrito.

Esperemos que del dicho al hecho no medie un trecho demasiado largo…. 

Patricia Romero

Si quieres colaborar, ayudar, poner tu granito de solidaridad, aquí

Etiquetado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: